¿Es posible emprender y trabajar para otra empresa al mismo tiempo?

emprender y trabajar
Compartir:
27 nov 2016

Un gran número de emprendedores, a menudo interiorizan la idea de crear un nuevo negocio como un “all in or nothing” (todo o nada). Es decir, se aventuran en la tarea de construir una empresa desde cero, con todo el riesgo que conlleva y el consecuente coste de oportunidad. (El dinero que dejan de perder por no tener otro trabajo).

Sin embargo, la posibilidad de emprender y trabajar para otra empresa al mismo tiempo (es decir, ser trabajador por cuenta ajena y por cuenta propia a la vez), es cada vez una opción más popular.

Con el fuerte crecimiento de la “Gig Economy” y el trabajo a distancia, cada vez es más posible compaginar nuestra faceta de emprendedor con la de trabajador por cuenta ajena.

Seamos sinceros, la independencia financiera no se consigue de la noche a la mañana, sino que requiere un proceso de desarrollo profesional en el que nosotros aprendemos y nos adaptamos al entorno, mientras nuestra empresa se transforma y crece.

Comenzar renunciando a todo por una aspiración, es una opción, pero no es la única. Siempre existe la posibilidad de comenzar con un pequeño negocio como freelance, trabajando a la par en una empresa. Es una excelente oportunidad para intentar consolidarnos como emprendedores teniendo una fuente de ingresos estable (procedente de nuestro trabajo por cuenta ajena).

7 Oportunidades para emprender como freelance

 

Negocio de contenidos digitales

Existe una amplia gama de empleos en los que combinar trabajo por cuenta ajena y por cuenta propia es posible. En este sentido, el número de profesiones se ampliará en los próximos años. ¿Sabías que 600 Millones de personas empezarán a trabajar en empleos que ahora no existen en la próxima década?

Estos son algunos empleos en los que podemos trabajar “para nosotros” y “para otros” al mismo tiempo:

1. Consultor SEO

Puedes trabajar para una empresa optimizando el posicionamiento en los principales motores de búsqueda de internet a jornada completa o parcial (de lunes a viernes) y asesorar a otras empresas que no operen en el mismo sector para la que trabajas durante los fines de semana, con recomendaciones de las keywords a posicionar, volúmenes de búsqueda de las palabras más populares, índice de competencia, etc.

2. Desarrollador de Aplicaciones

Vivimos en el mundo de las aplicaciones y los desarrolladores lo saben. Pueden combinar un trabajo para una empresa en la que se encarguen del soporte, actualización de código, updates, etc. De una o varias aplicaciones y en su tiempo libre trabajar como “developer freelance” diseñando su propia aplicación que le pueda lanzar a lo más alto de los top charts de Google Play Store.

Si creas una aplicación de buena calidad, obtendrás ingresos fijos procedentes de la publicidad y no tendrás que dedicar una gran cantidad de tiempo y recursos a la misma, simplemente comprobar que todo está correcto y buscar los posibles puntos a mejorar.

3. Diseñador

Las empresas constantemente requieren de contenidos gráficos: logos, bruchures, imágenes para redes sociales, etc. Puedes iniciarte como freelance diseñando dichos contenidos y trabajar desde tu casa con clientes de todo el mundo.

4. Community Manager

Gestionar la reputación de marca por el día de una empresa y dar a conocer tu Blog en el mundo del Social Media por la noche, puede ser una buena forma de pluriempleo como emprendedor y trabajador por cuenta ajena.

Otra idea es trabajar como freelance los fines de semana cubriendo eventos concretos en redes sociales. Por ejemplo, una web de deportes que quiera cubrir un partido de la NBA en su cuenta de Twitter, o una productora de cine que te envíe contenido en directo de un estreno y tú tengas que compartirlo con su audiencia en tiempo real.

5. Arquitecto

Durante los días laborables, puedes contribuir a la empresa para la que trabajas con tus diseños y planos para el nuevo edificio en el distrito financiero, mientras que durante los fines de semana, puedes trabajar en tu negocio, creando proyectos menos ambiciosos pero igual de gratificantes como por ejemplo el diseño para la construcción de una nueva hamburguesería, tienda de ropa, etc.

6. Contable

Llevar la contabilidad de la empresa para la que trabajas no está reñido con tener un registro contable de comunidades de vecinos o pequeños negocios de PYMES y autónomos.

Puede ser un buen modo de conseguir un dinero extra y mejorar tu curriculum.

7. Escritor

Actualmente el marketing de contenidos es un elemento clave dentro de las estrategias de posicionamiento de las empresas. Puedes ofrecer tus servicios escribiendo para blogs corporativos, creando copys publicitarios, redactando notas de prensa, etc.


Como ves, si no te sientes completamente seguro de lanzarte a construir una empresa y asumir todos los retos y responsabilidades que ésta decisión conlleva, puedes empezar como freelance y trabajar para otra empresa, a la vez que luchas para sacar adelante tu proyecto de negocios.

Acerca del autor: Este articulo fue escrito por Carlos Benjamín

Economista, Blogger creador de El Economist, Community Manager y seguidor de todo lo que rodea al mundo del emprendimiento y marketing digital.

Tomado de: www.negociosyemprendimiento.org